Finger es una galería que nace en 2016 tras la experiencia de sus miembros en eventos artísticos como Hambre o Luminaria. Proyectos culturales dirigidos por artistas en zonas del centro y sur de Madrid, con la idea de desplegar el arte como motor de cambio social. Su origen marca su forma de trabajo. Nace sin un espacio fijo de exhibición y plantea sus exposiciones como un laboratorio donde se muestran trabajos, proyectos y programas abiertos. La galería se involucra de manera real en los debates sociales, políticos y culturales que afectan a su entorno, y lo hace apoyando a los creadores locales y a las nuevas generaciones, pero también participando de manera visible en esos mismos debates. Finger es una herramienta de trabajo. El hecho de no contar con espacio expositivo al uso, la convierte en flexible y preparada para mostrar el trabajo de los artistas en entornos sensibles al diálogo.